El fantasma del bikini invisible (1966)

Me gustaría empezar este post hablando de expectativas y decepciones. Cuando tu madre prepara croquetas para cenar tus expectativas de disfrutar de una cena suculenta que haga vibrar intensa y humedamente a tus papilas gustativas se disparan. Cuando descubres que está haciendo croquetas de pescado la decepción es monumental.Lo mismo pasa con El fantasma del bikini invisible. El título no avecina nada bueno en absoluto pero al menos piensas ingenuamente que se verán tetas. No hay que ser Einstein: bikini invisible=tetas.

Pues no.

Avatar (1966)

¿Para eso inventaron el croma? ¿Para tapar tetas con sujetadores verdes?. Parece una historia de ciencia ficción en la que los adelantos tecnológicos al principio son maravillosos pero finalmente se convierten en una pesadilla. ¡Tetas invisibles! La rebelión de los robots no es nada comparado con esto.

El caso es que en ese momento tienes la disparatada idea de que quizás la película esté jugando al mundo al revés: Igual no hay tetas como parecía indicar el título pero a lo mejor la película es buena como NO parecía indicar el título.Pues tampoco.

El Fantasma del bikini invisible cuenta la historia de un millonario recién fallecido, Hiram Stokely, interpretado por un Boris Karloff otoñal, que desde el más allá intenta evitar que su abogado usurpe la herencia que él ha decidido otorgar a tres completos desconocidos. Para ello cuenta con la ayuda de su mujer, fallecida muchos años antes que él, y de su infame bikini invisible.

La película es una mezcla nefasta entre el peor de los episodios de Scooby-Doo y La herencia de la tía Agatha. El Cluedo no, La herencia de la tía Agatha que era lo mismo pero más cutre.

Desde el principio Hiram sospecha de su abogado y considera que es un ser malvado y despiadado lo que nos hace pensar a nosotros que Hiram es imbécil por no haberlo despedido antes. Pero bueno, también ha decidido darle su herencia a una gente que no conoce de nada así que no parece una persona muy dada a hacer cosas lógicas.

De todas formas la trama tampoco es demasiado importante porque rápidamente aparecen unos hippies en la casa del finado y empiezan a bailar sin ton ni son mientras tú intentas recordar por qué estás viendo esa película.

Solo falta Adam West.

Lo peor de estas escenas de baile es que no puedes reprimir pensar en que quizás tus padres en algún momento hayan bailado algo parecido y que quizás tras el sofoco de alguno de esos bailes ridículos haya tenido lugar tu concepción.

Aparte de los hippies vienen unos moteros, un indio, varios secuaces del abogado malvado y un mono gigante llamado Monstro para acabar de completar el guateque y la sensación del espectador de no saber qué está pasando.

¡Aquí está Johnny!

La película es una sucesión de chistes tan ridículamente ingenuos que a su lado el Show de Benny Hill parece una cota insuperable de humor sofisticado y fino.No tienen vergüenza en recurrir una y otra vez a golpetazos, forzados juegos de palabras y equívocos ocasionados por la miopía de uno de los personajes y todo acompañado de sonidos de dibujo animado.

Jejeje, se disfraza de lámpara, ¡Qué ingenioso!…
Mi cianuro por favor…

Como en todo buen episodio de Scooby Doo el plan de los malos consiste en disfrazarse de monstruos y asustar a los buenos hasta que salgan huyendo. ¿Si a Scooby Doo le funcionó durante temporadas y temporadas por qué no iba a funcionar en el cine? No lo sé, no me importa, pero definitivamente no funciona.

-¡Copón! ¡Cómo cambias sin maquillaje!

Por supuesto al final todos cantan y bailan, el abogado malvado pierde y Boris Karloff cumple su objetivo de darle su dinero a unos desconocidos en lugar de dedicarlo a causas más nobles como a construir una máquina del tiempo para evitar que se invente el croma que en el futuro nos dejará sin tetas.

Lo mejor

  • Salen Nancy Sinatra y Boris Karloff.
  • Es corta.
Lo peor
  • Se hace MUY larga.
  • Cantan y bailan mucho y sin ningún sentido.
  • Chistes espantosos.
  • Incumple las expectativas de tetas. ¡LAS INCUMPLE!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s